Disomaq, un paso más hacia la automatización de sus máquinas

La tecnología como bien sabemos se apodera de todo. A día de hoy contamos con móviles inteligentes, coches autónomos, frigoríficos que hacen la compra por nosotros y un sinfín de gadgets que nos hacen la vida más fácil. Disomaq sabe que es necesario que toda esa tecnología acabe instalándose de forma predeterminada también en el mercado de la maquinaria tanto del aluminio como del PVC, al igual que lo ha hecho en muchas ramas de la fabricación en cadena.

foto
Cut 500f.

Por todo ello, el equipo de Disomaq decidió apostar hace ya algún tiempo por maquinaria que implantase todos esos avances. Para ello, adquirieron los centros de soldadura más avanzados del mercado de la mano de Grafsynergy, sin dejar de lado a sus centros de corte y mecanizado gestionados por ordenador, en los que el operario introduce los detalles del corte y el software interpreta los valores, realizando trabajos de altísima precisión y limpieza.

“Nuestros modelos de alta capacidad como la Sl4, la Cut 500f, y la Cpm 6161, pueden llegar a unos altísimos niveles de producción, todo ello gestionado por software especifico como puede ser Alphacam, Fomcam, o Graff. Además, de los altos niveles de producción estos programas son capaces de gestionar el material con una eficiencia milimétrica, reduciendo los materiales de desecho a niveles mínimos”, declaran desde la compañía.

El sistema de conexión a estas máquinas, se encuentra gestionado por una conexión Ethernet, que permite configurar y proporcionar información de corte a las máquinas de forma remota desde cualquier ordenador instalado en la empresa, evitando así errores de factor humano y de fabricación.

foto
Sl4.

Igualmente gracias a este tipo de conexión los técnicos de Disomaq pueden acceder a estas máquinas en remoto, utilizando software propio, que permite que estos puedan conectarse y resolver incidencias determinadas, sin tener que desplazarse hasta las instalaciones de sus clientes, economizando así tanto en tiempo como en recursos, todas y cada una de las incidencias acaecidas, garantizando de esta manera una atención técnica en tiempos drásticamente reducidos.

“Las mejoras en el sector del aluminio y el PVC en cuanto a maquinaria están avanzando a las velocidades de la informática y la computación, y en Disomaq, damos cuenta de ello. Por todos esos motivos contamos con el servicio técnico más especializado y un soporte comercial y administrativo encargado de dar asistencia tanto informativa como profesional a todos y cada uno de nuestros clientes, ayudándoles a satisfacer las necesidades más exigentes”, concluyen desde Disomaq.

foto